jueves, 4 de noviembre de 2010

T Ang O

espacios, penetrados
entre piernas de hombre macho
despacio... y, a su vez, raudos
entre forzados y perezosos

tacones altos de hembra enhiesta
en los propios, de aguja tiesa
su hebra lista, enhebra lista
no da puntada sin hilo, la señorita

silencios, ¿cerrados en falso?
enredos, seducidos por esos pasos
se arrastra por el suelo, el susurro guiando
alaridos, de las suelas de tus zapatos

zapatos en negro; en negro y blanco
de punta aguda, cuan aeroplano
tacones altos, tacón lejano
de altos vuelos, de vuelos altos

una espiral retorcida, baila y aspira
el prúrito interno, ordeno y mando
macho y hembra; fulana y fulano
¿fulanito de tal?; una señora, por tanto

un ángel divino está volando
de estrella en estrella, salto a salto
en el cielo negro, cielo estrellado
hombre y mujer; fulanito alado

señora y dama, tal para cual
postrados, bajo el ángulo letal
en presencia de Dios, señor mortal
sometidos a la seducción fatal

en el cielo estrellado, ya cielo negro
en él postrero intento, desde el infierno
perfilan ambos, dibujan en sí mirando
de agua y fuego, el último tango

2 comentarios:

  1. Bailan las estrellas esta noche un tango cantado por Gardel, esperemos que no sea el último.
    Bellísimo el baile y el poema.

    ResponderEliminar

Creative Commons License
In Tú, Yo by Daniel Calvo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.